>

sábado, 28 de enero de 2017

Reseña anime | Shigatsu wa Kimi no Uso

Título: Shigatsu wa Kimi no Uso

Capítulos: 22

OVAS: 1

Duración: 24 minutos/episodio 

Género: Drama,música y romance

Temporadas: 1

Año: 2014

ARGUMENTO: El prodigio del piano, Arima Kosei, dominó la competencia y todos los niños músicos sabían su nombre. Pero luego de que su madre, que a la vez era su instructora, muriera, él tuvo un colapso mental mientras tocaba en un recital que resultó en la incapacidad de poder escuchar el sonido de su piano, aun cuando no tenía problema alguno de audición. Incluso después de dos años, Kosei no ha tocado el piano y ve el mundo monótono, sin colores. Él estaba contento de vivir su vida con sus amigos Tsubaki y Watari hasta que, un día, una chica lo cambió todo. Miyazono Kaori es una linda violinista sin remordimientos cuyo estilo para tocar el violín refleja su personalidad. Kaori ayuda a Kosei a volver al mundo de la música y le muestra que debería ser libre y romper los esquemas a diferencia del estructurado y rígido estilo al que Kosei estaba acostumbrado.



Shigatsu wa Kimi no Uso es un anime que me encantó. Yo no tenía ninguna intención de verlo pero resulta que tengo un hermano demasiado pesado.

Kosei es uno de los mejores pianistas que hay y cuenta con los mejores amigos que uno podría tener. Tsubaki y Watari se preocupan muchísimo por él, sobre todo Tsubaki, ya que, a pesar de sus traumas, no quieren que deje de tocar. Un día, Tsubaki decide organizar una "cita" y allí es donde Kosei y Kaori se conocen. Desde ese momento, Kaori se unirá a su grupo de amigos e intentará por todos los medios que Kosei vuelva a tocar. 

Lo mejor del anime es la narración. Los diálogos están muy bien trabajados pero lo que más me gustó fueron los monólogos interiores de los personajes, pero sobre todo los de Kosei. Esa manera que tiene de describir todo lo que siente frente a la realidad que se le presenta. Estos monólogos hicieron que empatizara aún más con los personajes y me permitieron conocerlos mejor y ver una clara evolución en sus comportamientos a lo largo de todo el anime. Además de contar con esa narración tan profunda y tan llena de sentimientos, los diálogos entre los distintos personajes en muchas ocasiones están cargados de humor, no es que sea todo dramático, sino que también podemos disfrutar de unas buenas risas.
La historia cuenta con romance, pero yo lo vi manifestado en pequeñas dosis. Considero que la historia se centra en otras cosas, como la vida personal de los personajes y en la música; lo que es capaz de transmitirte este arte si sientes verdadera pasión hacia ella.

La trama me atrapó desde el principio y a medida que iban pasando los episodios me iba enganchado más y más, sobre todo en los últimos capítulos, puesto que necesitaba saber ya de qué manera iba a acabar (aunque la verdad es que un poco predecible). Considero que los últimos capítulos son los mejores del anime y el desenlace fue admirable
Al tratarse de un anime dramático no tiene por qué darte tristeza sí o sí pero, aunque no lloré, sí que sentí mucha pena. Además, en la historia aparecen muchos flashbacks, los cuales son muy importantes para comprender por qué son así los personajes y para aportar la otra parte sentimental a la historia.

Respecto a los personajes, estos están muy caracterizados y presentan personalidades muy diferentes, por lo que se puede ver una gran diversidad de temperamentos. Los dos protagonistas fueron los que más me gustaron, pero también se presentan personajes secundarios que no son los típicos que salen dos veces y no los vuelves a ver en todo el anime, sino que también se llegan a conocer aspectos de sus vidas que hacen que no pasen tan desapercibidos y que les restes importancia. 
Volviendo a los protagonistas, Kosei me convenció mucho pero si tuviera que elegir a un favorito sería Kaori. El pianista me desesperó en muchas ocasiones y vale, su vida está marcada por la muerte de su madre y por la cantidad de traumas que su muerte le acarreó pero no sé... muchas veces no soportaba su manera de actuar. Kaori se podría decir que es una chica un tanto especial. Sabe tocar el violín de una manera que a todo el mundo le fascina, incluso a Kosei, y es que no lo toca siguiendo la partitura, sino que le da su toque personal haciendo que se manifieste su personalidad.

También cabe destacar la música del anime. A parte de los openings (que los dos me gustaron mucho), las actuaciones de los músicos se hacen muy amenas y son realmente increíbles; cómo transmiten sus emociones, la manera en la que tocan... incluso se pueden apreciar algunos clásicos muy famosos.

Después de ver el anime me enteré de que hay un manga (exactamente de 11 tomos), y la verdad es que me encantaría comprarlos, pero a la misma vez pienso que no me gustarán tanto como el anime porque no sería lo mismo sin la música.

En conclusión. Shigatsu wa Kimi no Uso es un anime que no tenía intención de verlo pero que al final me ha encantado. Cuenta una historia muy sentimental que hará que te encariñes con los personajes enseguida, además de contar con unos diálogos divertidos y llenos de sentimientos, gracias a los cuales verás la evolución de los personajes. Los personajes están muy bien caracterizados y, aunque algunos flojean más que otros, son todos muy singulares.

PUNTUACIÓN:

9,5/10

4 comentarios:

  1. Para mi fue uno de los animes más bonitos que pude ver el año pasado. Me sorprendió la delicadeza y ternura con la que cuenta la historia.

    Un beso desde Flandes.

    PD: uso la banda sonora para estudiar

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!
    Me alegro que te haya gustado, no es un género que vea ni lea. Besotes

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Este anime lo vi hace ya un par de años, y me gustó mucho. Tanto la historia, como la música y la animación es muy bonita. Y consiguió emocionarme un poquito con ese final.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapi!

    Lo voy a dejar pasar porque no me atrae mucho. Me alegro de que te haya gustado :D
    Un besito!

    ResponderEliminar

¡Gracias por dar tu opinión!