>

sábado, 1 de agosto de 2015

Reseña 'Bajo la misma estrella' - John Green

Título: Bajo la misma estrella

Título original: The fault in our stars

Autor: John Green

Editorial: Nube de tinta

Fecha de publicación: Septiembre de 2014

Páginas: 300


SINOPSIS: A Hazel y a Gus les gustaría tener vidas más corrientes. Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus son solo adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención, de hacer realidad el mayor deseo de Hazel -conocer a su escritor favorito-, cruzarán  juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Amsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme puzle del que forman parte...



Hazel Grace Lancaster se considera una chica normal; una chica normal de 16 años a la que le gusta leer libros pretenciosos, ver los realitys de la televisión y leer poesía. Pero tiene cáncer. Sus padres la obligan a ir a un grupo de apoyo que odia, pero un día llega un chico nuevo al grupo con una pierna ortopédica que, por suerte, ha conseguido superar su cáncer. A partir de ese momento, ese chico tan guapo y al que le da miedo el olvido, conseguirá poner su mundo patas arribas.

Bajo la misma estrella me encantó desde la primera página; te cautiva. La forma en la que escribe John Green, y como expresa los sentimientos de una adolescente de 16 años que sabe que está muriéndose, te llega a lo más profundo de tu ser, porque la protagonista sabe perfectamente cuál es su estado pero no se mete en una depresión, sino que sigue haciendo lo que más le gusta y lo que tanto tiempo ha estado haciendo: leer su libro favorito una y otra vez. Bajo la misma estrella te enseña que, por tener cáncer, no tienes por qué adentrarte en una depresión, puedes llevar una vida normal, pero eso sí, dentro de unas restricciones. He de decir que antes de leerme el libro, vi la película, cosa que no suelo hacer porque en las películas que están basadas en libros suelen cambiar muchas cosas, pero en este caso no ha sido así; la película es fabulosa, no cambian prácticamente nada y lloras tanto con ella como con el libro. El libro me lo regalaron las navidades pasadas, por lo que ya hace como unos seis meses que me lo leí, pero me acuerdo de todo perfectamente y hasta me emociono escribiendo esta reseña.

El libro se lee enseguida, da igual que tenga 300 páginas, se lee en un suspiro y más si la historia te cautiva tanto como lo hizo conmigo. La trama está contada en pasado y desde el punto de vista de Hazel, y me parece fascinante, una historia desgarradora que te marca si o si, porque no trata de cómo el cáncer va consumiendo a los protagonistas, pues la protagonista trata su cáncer con naturalidad, porque ya sabe a lo que se enfrenta y quiere disfrutar todo lo que pueda. 

"Creo que en este mundo tenemos la opción de elegir cómo contar una historia triste. Por un lado, no hay nada que no pueda arreglarse con una canción de Peter Gabriel. Esta es la versión que más me puede gustar, pero, simplemente, no es la real."

El tema que se trata es muy complicado y, para algunos, por unas razones u otras, les afecta más, pero el autor ha sabido llevar la trama por buen camino y trata el tema con mucho tacto. A mi lo que más me gustó, sin duda alguna, fueron los protagonistas y los diálogos, porque en cada capítulo te encuentras reflexiones muy profundas y cosas que te hacen pensar demasiado y replantearte muchas cosas. Es que, a decir verdad, el tema principal no es el cáncer, sino encontrar a Peter Van Houten para que Hazel haga su sueño realidad. Claramente, el tema del cáncer está presente, pero nunca se convierte en el tema principal.

Respecto a los personajes, estos son perfectos; me han marcado para siempre. Hazel es la protagonista femenina y, aunque tenga momentos de bajón -como todo el mundo- acepta su realidad y no tiene ningún problema en decir lo que piensa. Además, el sarcasmo es su punto fuerte, porque hace que en las escenas difíciles no haya tanta tensión. Respecto a Augustus Waters, protagonista masculino, -también conocido como Gus- lo que más me llamó la atención fue su valentía, que tratara con naturalidad el tema del cáncer igual que Hazel y que le da miedo el olvido: después de que muera, quiere ser recordado, no quiere ser un recuerdo del que se olvidan a los pocos días, a lo que Hazel le responde con toda su sinceridad. John Green también nos lo describe como un chico atractivo y dulce que rebosa energía y locura, pero que quiere mucho a los que le rodean, y lo demuestra. Otro personaje del que no podemos olvidarnos es de Isaac, nuestro rubio que tiene cáncer en los ojos y que además es el mejor amigo de Gus. También destacan los padres de Hazel y de Augustus, y también es muy importante el escritor favorito de Hazel, Peter Van Houten. Estos últimos personajes, aunque sean secundarios, tienen mucha personalidad y profundidad psicológica, y es algo que siempre busco en todos los libros pues aunque sean personajes secundarios, también hay que darle cierta importancia.

" Llegará un día en que todos nosotros estaremos muertos. Todos nosotros. Llegará un día en que no quedará un ser humano que recuerde que alguna vez existió alguien o que alguna vez nuestra especie hizo algo. No quedará nadie que recuerde a Aristóteles o a Cleopatra, por no hablar de vosotros. Todo lo que hemos hecho, construido, escrito, pensado y descubierto será olvidado. (...) Quizá ese día llegue pronto o quizá tarde millones de años, pero, aunque sobrevivamos al desmoronamiento del sol, no sobreviviremos para siempre. Hubo tiempo antes de que los organismos tuvieran conciencia de sí mismos, y habrá tiempo después. Y si te preocupa que sea inevitable que el hombre caiga en el olvido, te aconsejo que ni lo pienses. Dios sabe que es lo que hace todo el mundo."

Este libro te enseña infinidad de cosas. A amar, a valorarse uno mismo y a los que te rodean -tanto a los amigos como a los padres-, a afrontar las cosas y, sobre todo, a pensar; a pensar si merece la pena enamorarse de alguien cuando sabes que tus días están contados, qué sucederá cuándo todo acabe...

John Green ha escrito este libro de una manera muy fresca y con mucha naturalidad, sabiendo perfectamente cómo tratar el tema y haciendo que pensamos mucho con diversas situaciones. No hay palabras difíciles de entender, puesto que utiliza un lenguaje coloquial, aunque también nos encontramos con algunas palabras cultas referidas a los nombres de las enfermedades.

El final me pareció precioso, en los últimos capítulos no hice otra cosa más que llorar; intentaba no hacerlo, pero no podía. Creo que John Green no podía haber hecho otro final mejor que este.

En conclusión. Bajo la misma estrella es una novela que merece mucho la pena leer, perfecta para las personas románticas y a las que no les importe soltar un par de lagrimitas. Es un libro que te absorbe por completo y, sin duda alguna, se puede convertir en tu novela favorita. Te hace reflexionar sobre la vida y lo mejor de todo es que te cautiva de principio a fin. Es un libro que recordarás para siempre, te encariñarás con los personajes y, cuando lo vuelvas a leer, sentirás las mismas emociones que la primera vez.


Puntuación
5/5


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dar tu opinión!