>

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Reseña 'El retrato de Dorian Gray' - Oscar Wilde


Título: El retrato de Dorian Gray

Título original: The Picture of Dorian Gray

Autor: Oscar Wilde

Editorial: Biblioteca Nueva

Fecha de publicación: 20 de junio de 1890 (original)

Páginas: 252

SINOPSIS: Superados los temas que en su tiempo pudieron escandalizar (la inmoralidad en el arte, la ambivalencia sentimental de los personajes, su amoralidad o su cinismo), El retrato de Dorian Gray constituye una obra fundamental del decadentismo. A partir de la impresionante relación del retrato con su modelo, Oscar Wilde enlaza sus ideas sobre la dependencia del arte y la vida, de lo existente y su representación, de la belleza y la juventud. En la única novela larga de su autor, todo confluye para defender la libertad del artista, la independencia del arte y la fuerte realidad de la palabra literaria.



Hacía un mes que no subía una reseña (¡Matadme!). Entre las clases y los exámenes prácticamente no tengo tiempo para nada, pero con las vacaciones que están a la vuelta de la esquina me pondré al día con todo, lo prometo.

Dorian Gray es un joven apuesto y rico que un día, al volver a Londres, conoce a un artista llamado Basil Hallward. Este está encaprichado con la belleza del protagonista, por lo que decide hacerle un retrato. Sin embargo, un día el admirable Dorian Gray conoce a Lord Henry Wotton, el cual le insiste en que lo único que vale la pena en la vida es la belleza y la búsqueda del placer. Cautivado por los pensamientos del lord, Dorian comenzará a satisfacer cada uno de sus placeres pero, lo que no sabe, es que un pacto le cambiará la vida.

El retrato de Dorian Gray es un libro que me llamaba mucho la atención porque había visto la película tiempo atrás, por lo que tenía altas expectativas con este libro. Sin embargo, no fue lo que me esperaba y me ha decepcionado bastante. Sé que Wilde es muy aclamado y que sus obras tienen mucho éxito, pero a mí la historia no me llegó a convencer. Por un lado, lo que más me llamó la atención fueron las cuestiones filosóficas que contiene. Hace que reflexiones sobre los distintos placeres, la juventud y lo que considero más importante: ¿vives al máximo tu vida o no? Y si es sí, ¿cómo la vives? Por otro lado, muchas partes me resultaron aburridas y pesadas y, a mi parecer, sobraban. El autor contaba tantas cosas que me perdía y al final no sabía de qué estaba hablando y, cuando volvía al tema principal, estaba desubicada, Además, las descripciones están muy cargadas por la cantidad de detalles que tienen. Sin embargo, hay que reconocer que, debido a su complejidad y a las cuestiones filosóficas anteriormente mencionadas, no es tan solo un libro para pasar el rato, por lo que en muchas ocasiones disfrutas bastante de la lectura.

"Las hemos emancipado, pero no por ello han dejado de ser esclavas que buscan dueño; les gusta estar dominadas."

Los personajes son lo mejor del libro, y entre ellos destacamos a Basil Hallward, Henry Wooton y a Dorian Gray. Sin embargo, yo considero a Henry Wooton el más importante de todos porque, de no ser por él, el protagonista no se hubiese convertido en la persona en la que se convirtió; lo corrompe con su visión del mundo. Henry es uno de los mejores personajes de toda la novela pero fue con el menos simpaticé por el simple hecho de que él mismo era consciente de lo que le estaba haciendo a Dorian y no le importaba. Además, la frase de arriba es suya. Por otro lado, Basil tiene importancia al principio pero después desaparece durante un largo tiempo así que no se le llega a conocer realmente. Sin embargo, se nota la admiración que siente hacia el protagonista y que no quiere que le pase nada malo. Por último, Dorian Gray. No llegué a empatizar con él y si hay que destacar algo de él, sería lo fácilmente influenciable que es y la evolución que sufre a lo largo de la historia, puesto que pasa de la inocencia a un lado oscuro en el que ya no es capaz de salir. 

La pluma del autor es sencilla pero con alguna que otra floritura por lo que algunas partes son complicadas de leer. Las descripciones tan detalladas en muchas partes están realmente bien porque te imaginas el lugar y a las personas a la perfección, pero en muchas otras se hacen muy cargantes, haciendo que apenas avances con la lectura.

En conclusión. El retrato de Dorian Gray es un libro del que esperaba muchísimo más. Al principio la historia llama la atención pero a medida que iba avanzando iba perdiendo el interés. Sin embargo, las distintas reflexiones de carácter filosófico que se pueden encontrar son bastante peculiares y hacen que reflexiones en numerosos aspectos. Por otro lado, los personajes son lo mejor de la novela.


Puntuación
3/5

2 comentarios:

  1. Hola!! Ví la película hace tiempo, y me gustó, pero no para tirar cohetes, no es en general una historia que me guste demasiado. Por eso no creo que lea el libro xD Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ^^
    Este es un clásico que quiero leer desde hace años. Ni siquiera he visto la película todavía, porque me gustaría leer antes el libro. En general todas las opiniones que he visto son bastante buenas, pero a veces los clásicos son lecturas un poco más difíciles. Aun así tiene muy buena pinta, así que tengo ganas de descubrir esta historia.

    Un beso!

    ResponderEliminar

¡Gracias por dar tu opinión!