>

domingo, 13 de septiembre de 2015

Reseña 'After. Amor infinito' - Anna Todd

Título: After. Amor infinito

Título original: After Ever Happy

Autor: Anna Todd

Saga: After #4

Editorial: Planeta

Fecha de publicación: 24 de marzo de 2015

Páginas: 540


SINOPSIS: El amor de Tessa y Hardin nunca ha sido fácil, aunque cada desafío que han afrontado ha hecho su unión más y más fuerte. Pero cuando la verdad sobre sus familias sale a luz, Tessa y Hardin descubren que en el fondo no son tan distintos como creían... Tessa ya no es la chica buena y dulce que llegó a la universidad, y él no es el chico cruel y malo del que se enamoró. Tessa pronto se da cuenta de que ella es la única que entiende a Hardin, la única que es capaz de calmarle... Él la necesita. Pero el secreto que esconde es tan grande que Hardin se aleja cada vez más de todo y de todos, incluso de la que parece ser su alma gemela... Después de todo lo que han pasado, ¿acabarán juntos Tessa y Hardin?






Tenía muchas ganas de terminarme por fin la saga (aunque pronto se vaya a publicar un quinto libro). Con este cuarto libro he sentido un poco de todo: rabia, tristeza, desesperación, agonía y, en pequeñas dosis, alegría. Esta reseña va a ser más larga que las demás ya que al ser el último libro (dudo de que me vaya a leer la precuela) quiero explayarme para contar todo lo que he sentido.

Después de pasar unos días en Londres con Hardin y de que ambos descubrieran un secreto que llevaba mucho tiempo oculto, Tessa vuelve sola y destrozada a casa. Allí, se verá completamente hundida, y más después de encontrar una gran "sorpresa" en el antiguo apartamento que compartía con Hardin. Ahora tendrá que poner de toda su parte para poder seguir adelante sin Hardin, pero lo más importante es: ¿conseguirá mantenerse alejada de él?

Antes de empezarme el libro, decidí buscar algunas reseñas para ver qué les había parecido a los que ya se lo habían leído para saber si me podía hacer ilusiones o no -encontré más reseñas positivas que negativas- y descubrí una que me llamó la atención. La escritora (lo siento mucho pero no me acuerdo de su nombre ni el del blog) decía que no había encontrado ningún punto negativo. Pues bien, no sé cómo lo he hecho, pero yo sí los he encontrado; y además varios. Y, aunque respeto la opinión de todo el mundo, -no todos pensamos igual- por mucho que te haya gustado un libro, siempre habrá cosas que no te hayan terminado de convencer, aunque sean pequeños detalles, creo yo.

Lo mejor de todo fue que el libro me lo leí enseguida; tiene poco más de 500 páginas y al cabo de unas horas ya iba por la mitad, pero el principio del libro fue un auténtico sufrimiento; las situaciones que se daban me parecían ilógicas y los protagonistas no sabían reaccionar a ellas. Tessa estaba demasiado pendiente de Hardin y él, a su vez, lo estaba de ella; no se daban espacio.

Respecto a los protagonistas, esta vez voy a profundizar más en ellos ya que se trata del último libro. A Hardin le dicen algo malo y su forma de reaccionar es destrozando cosas porque aumenta su sed de violencia -así mismo está en el libro-. No tiene sentido. En todos los libros dice varias veces que Tessa es su salvación pero ¿salvación de qué? Nunca lo he llegado a comprender del todo. La autora da a entender que el protagonista necesita a Tessa para superar su pasado, pero yo no lo veo así porque él está convencido de que la necesita si o si para "vencer a sus demonios" y por eso quiere tenerla siempre a su lado, pero tiene que ir superándolo él solo poco a poco, como se ve más adelante. Otro factor que ha aparecido en todos los libros ha sido el alcohol. La bebida no soluciona ningún problema, es más, te da más, pero Hardin no piensa en las consecuencias ya que recurre a la bebida para "mitigar su dolor"; se queja de que está jodido y que no es bueno para Tessa, ¿entonces por qué no se esforzaba más para cambiar? Tuvo que pasar x cosa para que él se diera cuenta de todo. No se da cuenta de que sus actos tienen consecuencias (y muy graves). 


Ahora es el turno de la protagonista. Tessa dependerá de Hardin mucho, pero él depende de ella muchísimo más, hasta para poder dormir bien. Hardin ha utilizado el sexo más de una vez para distraerse de los problemas que tiene, y Tessa se lo consciente solo para que deje de sentirse mal. SPOILER: Hardin ha quemado su casa de la infancia y su padre ha resultado herido y ellos piensan en sexo. FIN DEL SPOILER. Una cosa que me resultó muy bonita fue que en una parte del libro Tessa manifiesta todos sus sentimientos sobre ser madre, y así es como debe ser, que los demuestre, no que se guarde lo que realmente siente. Eso es algo que me gustó, pero después salen otras cosas que no me gustan nada, como que no cumple lo que dice. Le pide espacio a Hardin pero a la mínima va corriendo en su busca; no aguanta casi nada y se contradice mucho: Hardin me engaña, pero es que lo quiero, no puedo confiar en él, pero... Otra cosa que también me ha sorprendido de todos los libros ha sido que no arreglan las cosas como una pareja normal (es obvio) y que el sexo la ciega; quiere espacio pero se acuesta con él. Volvía al mismo círculo vicioso pues soltaba un sermón de dos páginas diciendo lo que iba a hacer y lo que iba a cambiar, pero después no lo hacía.


Los personajes secundarios como Landon, Kimberly y Christian Vance, Ken y Karen y demás, han tenido mucha importancia en este libro y también sus propios problemas, pero, principalmente, la historia se abarcaba más en Hardin y Tessa. Hubo un momento en el que Landon llamó a Hardin porque Tessa estaba en estado de shock (si lo habéis leído, sabréis a qué me refiero) y esa llamada no tuvo nada de sentido. Hardin y Tessa estuvieron casi todo el libro separados, y si tu mejor amiga, osea Tessa, no quiere saber nada de Hardin, ¿por qué lo llama? Fue ilógico, en serio.

Todo lo anteriormente dicho es lo que ha pasado en las primeras 400 páginas porque hasta las 100 últimas, Hardin no evoluciona y, cuando lo hizo, fue demasiado drástico, muy de golpe. Realmente creo que lo que más me molestó de todo el libro, excluyendo la actitud de los protagonistas, fue que Tessa perdonaba a Hardin cuando no había cambiado, pero cuando sí cambió, no lo perdonaba.

Anna Todd sigue escribiendo igual de fluido y mantiene su lenguaje juvenil aunque las situaciones dramáticas las lleva a un punto muy extremo.

El final no me gustó. La autora hizo saltos en el tiempo, describió que habían pasado dos años, después otros dos, y otros... y eso no me agradó porque al final pasaron 23 años en los que no se profundizaba lo suficiente y donde la vida de los otros personajes quedaron abiertas, como si la autora tuviese prisa en terminar.

En conclusión. After. Amor infinito es un libro que se lee en un suspiro y, aunque la historia ya no es tan repetitiva, los protagonistas no evolucionan hasta el final del libro, el cual dejó mucho que desear. Anna Todd por fin pone punto y final a esta historia de amor en la que a los protagonistas les ha costado mucho madurar pero que al final hemos podido ver esa evolución.


Puntuación

2,5/5



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dar tu opinión!