>

sábado, 26 de septiembre de 2015

Fraseando con...| Cazadores de Sombras. Ciudad de los Ángeles caídos

Fraseando con... es una sección del blog en la que publicaré frases, conversaciones o fragmentos de texto del último libro que haya leído. Dependiendo del número de citas interesantes que encuentre, se hará o no.


¡Hoy se estrena sección en el blog! Y las que quedan... Sí, porque van haber muchas más, pero irán llegando poco a poco. 

Tal y como he dicho en la descripción, cuando termine de leer un libro haré una entrada donde publicaré las frases/citas que más me han gustado, pero en algunos casos no se podrá hacer debido a que no encontraré ninguna que me llame la atención o porque encontraré muy pocas, así que ya iremos viendo.

Ya que la última reseña publicada fue la del cuarto libro de Cazadores de Sombras, esta entrada irá sobre él. En las conversaciones no diré de quienes se tratan por si hago spoiler y hay alguien que no se los haya leído ¿Empezamos?


- “Si ambas creen que van a asistir contigo a la boda y descubren que estás saliendo a la vez con las dos, te matarán. Y la boda de mi madre se irá a paseo y entonces será ella quien te mate a ti. De modo que morirás dos veces. Bueno, tres, ya que técnicamente...”

- “¿He gritado?”  
- “Por suerte no hay nadie en casa; cualquiera hubiera pensado que estaba asesinándote”.

- “Me imagino que tú siempre has dominado a las mil maravillas estos temas”.  
- “Es que yo ya nací maravilloso”.

“Te lo quito antes de que llegues a la parte de la India. Magnus envuelto en un sari. Hay cosas inolvidables.

-   “Te quiero, Clary. Más de lo que nunca... Dios. Más de lo que probablemente debería. Lo sabes, ¿verdad?”

- “En teoría, el planeta podría partirse ahora mismo por la mitad, dejándome a mí a un lado y a ti en el otro, separados trágicamente y para siempre, pero eso tampoco me preocupa. Hay cosas que son demasiado improbables como para andar comiéndose el tarro por ellas.”

- “Nos vemos mañana. Prometiste acompañarme a probarme vestidos, ¿lo recuerdas?” 
 - “Caray, eso es que debo de quererte de verdad.”

- “Entiendo que te guste estar aquí. Se ve una fina capa de gilipollez cubriéndolo todo.” 
 - “Gracias, te lo agradezco.”


    - “El amor es una contradicción.”

- “Si, pero por lo que parece, los tios no siguen a los demás tios cuando van al baño. La verdad es que me parece ilógico.” 
 - “Los tios son ilógicos.”

- “No hay que olvidar las cosas que hiciste en el pasado, porque si lo haces nunca conseguirás aprender de ellas.”

- “¿Necesito algo?”  
- “Protección. Ya sabes: tienes que ir con cuidado. Cabría pensar que el ángel fue lo bastante precavido como para darnos una runa para el control de la natalidad, pero ni por esas."

1 comentario:

¡Gracias por dar tu opinión!