>

miércoles, 13 de febrero de 2019

Reseña 'El cuento de la criada' - Margaret Atwood


Título: El cuento de la criada

Título original: The handmaid's tale

Autora: Margaret Atwood

Editorial: Salamandra

Traductora: Elsa Mateo Blanco

Páginas: 416

Fecha de publicación: 27 de abril de 2017

Amparándose en la coartada del terrorismo islámico, unos políticos teócratas se hacen con el poder y, como primera medida, suprimen la libertad de prensa y los derechos de las mujeres. Esta trama, inquietante y oscura, que bien podría encontrarse en cualquier obra actual, pertenece en realidad a esta novela escrita por Margaret Atwood a principios de los ochenta, en la que la afamada autora canadiense anticipó con llamativa premonición una amenaza latente en el mundo de hoy. En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir, le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo. Los peligros inherentes a mezclar religión y política; el empeño de todo poder absoluto en someter a las mujeres como paso conducente a sojuzgar a toda la población; la fuerza incontenible del deseo como elemento transgresor: son tan sólo una muestra de los temas que aborda este relato desgarrador, aderezado con el sutil sarcasmo que constituye la seña de identidad de Margaret Atwood, una escritora universal que, con el paso del tiempo, no deja de asombrarnos con la lucidez de sus ideas y la potencia de su prosa.





Me animé a leer este libro gracias a una lectura conjunta que organizó Esther del blog Rumbo a lo desconocido pensando que sería una lectura que me iba a conquistar (pues la serie me encanta) pero no fue para nada el caso.

El cuento de la criada se trata de una distopía en la que se narra la opresión de la mujer tras proclamarse en Estados Unidos la República de Gilead, basada en el puritanismo y en la interpretación extrema del Antiguo Testamento donde la sociedad se estructura y organiza de manera teocrática y patriarcal. Defred, nuestra protagonista, es la encargada de narrar en primera persona cómo es su vida en este nuevo régimen, a la vez que recuerda cómo era su vida antes de que la república se proclamara, pero así no es cómo se llama realmente, pues ahora todas las mujeres han sido despojadas de su nombre para convertirse en la propiedad de alguien. Al ser una criada, ahora su labor es la de quedarse embarazada del hombre de la casa a la que ha sido asignada y, una vez dado a luz al bebé, se lo entregará a la familia y luego será destinada a otro hogar para volver a cumplir su función. Si las mujeres no consiguen quedarse embarazadas en un plazo determinado, estas serán fusiladas o serán enviadas a las colonias, donde su desenlace será peor que la muerte ya que, por norma general, las mujeres son las únicas estériles. ¿Pero qué pasará cuando una se rebele? Tienen prohibido leer, escribir y hasta hablar entre ellas, pero el pensamiento y el deseo humano no se pueden controlar.

Como ya comentaba, la novela me pareció una auténtica decepción. Antes de empezarla ya había visto las dos temporadas de la serie, por lo que ya esperaba encontrarme con la misma historia, pero el caso es que aun así pensé que la disfrutaría de principio a fin. En primer lugar, no me sorprendió en ningún momento y me fue imposible no comparar el libro con la serie continuamente. Sí que es verdad que algunas cosas difieren, pero estas no aportan nada nuevo a la trama. Por otra parte, apenas se da información y prácticamente todo el libro son los pensamientos de la protagonista, por lo que en muy pocas ocasiones hay alguna escena destacable. En general, la historia flojea bastante y, si no llegase a ser que había visto la serie anteriormente, estoy segura de que estaría haciendo esta reseña sin haberme enterado de qué iba realmente el libro. 

La narración a veces también es algo confusa, por lo que es fácil perderse con los días ya que se mezcla demasiado el pasado con el presente, y también debido a los pensamientos de Defred porque imagina muchas cosas. Todo esto provoca que la lectura se haga pesada, pero también por las descripciones y por los continuos flashbacks. Pese a todo, El cuento de la criada es un libro que no debería pasar desapercibido y el cual debería leer todo el mundo pues, en poco más de cuatrocientas páginas, se muestra todo lo que se le puede quitar a la mujer en cuestión de minutos: su trabajo, su familia, su vida, la libertad... Puede haber quien piense que en nuestra sociedad sería impensable que eso pasase, pero yo lo veo perfectamente viable. Las criadas son tratadas como meros recipientes a las que tan solo protegen con el fin de aumentar la natalidad del país. 

Los personajes no me han transmitido nada y Defred se mostraba mucho más conformista que en la serie. Por un lado tenemos a las Tías, las cuales son las encargadas de educar a las criadas para su nueva función en la vida. En principio parece que lo controlan todo, pero este falso poder se muestra oculto bajo el verdadero: el de los comandantes. Los comandantes son los encargados de controlar la política de la república y, a su vez, son los únicos "privilegiados" que pueden tener a una criada a su disposición. Estos, a su vez, también controlan a las Esposas las cuales, desesperadas por tener un bebé en sus vidas, celebran una ceremonia una vez al mes, junto con su Comandante y su criada, con el fin de que la criada se quede embarazada. Por otro lado, las Marthas están a disposición de las Esposas y son las encargadas de realizar las labores de la casa y, por debajo de ellas, se encuentran las criadas. 

No se llega a profundizar en ningún personaje, solamente en Defred, pues es la encargada de narrarnos esta historia en primera persona, pero aun así le ha faltado mostrar más su indignación ante su situación y la de todas las mujeres. De las Tías destaca tía Lydia, la cual es la máxima autoridad de este segmento y la cual realmente cree que la vuelta a los valores tradicionales es la solución. En cuanto al resto de personajes, tan solo destacan la presencia de Nick, Rita, Luke, Moira, Cora, DeGlen y DeWarren. Fred es el comandante de DeFred, el cual es un hombre desagradable pero que que no se mostraba cómo pienso que se debería haber mostrado en una novela de este calibre. En cuanto a Serena Joy, la Esposa del comandante, es una mujer aún más desagradable que su marido y con la cual es imposible empatizar, además de que no daba para nada tanto juego a la historia como en la serie. Casi que parecía un personaje secundario más.

Y para terminar, decir que el final es abierto pero igual al de la primera temporada de la serie. La pluma de la autora en general me ha gustado, pero el diálogo es un elemento que escasea demasiado.
Este año o el próximo se publicará la continuación de El cuento de la criada pero, sinceramente, dudo mucho que la vaya a leer.

En conclusión. El cuento de la criada es una lectura que debería leer todo el mundo por la posibilidad tan grande que existe que nuestra sociedad se convierta en una parecida a la de la República de Gilead. La falta de libertad de la mujer y el poder del hombre están presentes en toda la novela, pero esta decae por la lentitud de la historia, por las pocas escenas destacables y por lo indiferentes que resultan los protagonistas.

Puntuación:


5 comentarios:

  1. ¡Holaaa!

    La verdad es que entiendo perfectamente que después de ver la serie el libro te haya decepcionado, en mi opinión la serie también es mucho mejor. A mí me gustó, aunque es cierto que no me maravilló tantísimo. Me parece que en la serie se explora más el mundo, se le da más emoción y profundidad a los personajes y la trama tiene más acción.

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  2. Holaaa
    Ays, est creo que pasa mucho cuando vemos una película o una serie antes de leer el libro, no dudo que la serie sea mucho mejor, el autor en ese caso tiene que ampliar todo. En este caso, el libro ami no me ha llamado, así que sigo sin darle la oportunidad ni a la serie.
    un bes💕

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ^^
    Por lo general suelo preferir el libro a la adaptación, pero en este caso tengo que decir que me gusta más la serie. Puede que sea porque la he visto primero, aunque reconozco que el libro no es malo. Me gustó más que a ti seguro xD
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Fue mi mejor lectura del año pasado, quedé flasheada porque lo que contaba me parecía tan irreal, y a la vez tan real (y cercano).
    Todavía no empecé la serie, así que no estaba esperando nada en particular ni tenía con qué compararla y me sorprendió.
    Mucho.

    ResponderEliminar
  5. Vaya, pensé que sería mejor pero parece que el libro toca temas interesantes, pero se hace denso. Seguramente si es así lo deje pasar y vea directamente la serie.
    Un beso y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar

¡Gracias por dar tu opinión!