>

jueves, 22 de octubre de 2015

Fraseando con...| Don Juan Tenorio

Fraseando con... es una sección del blog en la que publico frases, conversaciones o fragmentos  del último libro que he leído.


La última reseña publicada fue la de Don Juan Tenorio [Reseña aquí], y me gustó muchísimo. Lo empecé a leer sin ningún tipo de motivación pero mientras iba avanzando me fue gustando cada vez más. Si te gustan los clásicos o tienes pensando empezar a leerlos, te recomiendo este sin duda alguna, seguro que te gustará.



¡Ah! ¿No es verdad, ángel de amor,
que en esta apartada orilla
más pura la luna brilla
y se respira mejor?
Esta aura que vaga, llena
de los sencillos olores
de las campesinas flores
que brota esa orilla amena:
esa agua limpia y serena
que atraviesa sin temor
la barca del pescador
que espera cantando el día,
¿ no es cierto, paloma mía,
que estás respirando amor?



Por donde quiera que fui,
la razón atropellé
la virtud escarnecí,
a la justicia burlé
y a las mujeres vendí.
Yo a las cabañas bajé,
yo a los palacios subí,
yo los claustros escalé
y en todas partes dejé
memoria amarga de mí.






Aquí está don Juan Tenorio
y no hay hombre para él.
Desde la princesa altiva
a la que pesca en ruin barca,
no hay hembra a quien no suscriba,
y cualquier empresa abarca
si en oro o valor estriba.
Búsquenle los reñidores;
cérquenle los jugadores;
quien se precie que le ataje,
a ver si hay quien le aventaje
en juego, en lid o en amores.

Salté a Francia, ¡buen país!,
y como en Nápoles vos,
puse un cartel en París
diciendo:Aquí hay un don Luis
que vale lo menos dos.
Pasará aquí algunos meses,
y no trae más intereses
ni se aviene a más empresas,
que adorar a las francesas,
y a reñir con los franceses.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dar tu opinión!